universidades

Ley de universidades: ¡Fuego a la educación capitalista!

El 31 de agosto, fue aprobado en el consejo de ministros el ante proyecto de ley para la reforma de la ley universitaria 6/2001. Desde los medios de comunicación tan solo hemos escuchado la reducción de las sanciones para aquellos que copian en exámenes o el aumento de las sanciones por plagio, pero no hemos escuchado nada más sobre el tema. Lo cierto es que esta ley plantea grandes modificaciones en relaciones a la financiación de la universidad pública, condiciones de trabajo, democracia interna, aumento de la inversión en la investigación, represión a la actividad política…

¿Y la seguridad de los estudiantes?

Desde el comienzo de la pandemia se ha realizado una nefasta gestión por parte de las universidades. Los estudiantes hemos sufrido problemas como falta de aulas, falta de espacios de estudio, la semipresencialidad como método docente, etc. Muchos de estos problemas ya eran latentes antes de la pandemia, pero con esta no han hecho más que agudizarse mostrando la precariedad del sistema un sistema público de educación que no ha sido capaz de amoldarse a los cambios que la pandemia exigía, debido al proceso de infrafinanciación que llevamos años sufriendo con los recortes en el presupuesto educativo año tras año, ataques a la educación pública como el 3+2, o la subida de ratios en las aulas. Ahora, al encontrarnos en época de exámenes universitarios, estas problemáticas no han hecho más que agudizarse.