SOcialismo

¡En defensa de la memoria del Presidente Gonzalo!

Nos encontramos a las puertas de un nuevo curso académico. Los estudiantes de clase trabajadora llevamos años siendo testigos de cómo se precariza nuestra educación. A las instituciones burguesas, solo les importa crear el marco educativo idílico para las demandas de la burguesía española. Los comunistas somos conscientes de que la organización y la lucha revolucionaria son la única vía posible para construir una alternativa educativa que sirva de forma real a los intereses de nuestra clase.

Sobre la toma del poder en Afganistán por parte de los talibanes

Estos días estamos viendo como ha saltado a la palestra mediática la sorpresa de la rápida toma del poder de los talibanes en Afganistán después de la retirada de los Estados Unidos del país. En muchos casos se da la sensación de que los Estados Unidos deberían haber permanecido más tiempo en el país y así evitar lo que ha terminado sucediendo.

Solidaridad con la lucha revolucionaria del pueblo filipino y el Partido Comunista de Filipinas

Filipinas es un país dominado por distintas potencias imperialistas extranjeras, destacando históricamente EEUU, pero sumándose recientemente China. Estas potencias han mantenido a Filipinas en el subdesarrollo económico y social: una industria subdesarrollada, de bajo valor añadido y dependiente, una economía extractiva que se lleva productos agrícolas y minerales sin apenas procesar, un sector financiero especulativo que sobrevive en buena medida por las remesas de la enorme emigración filipina, y áreas enteras del país en las que la población subsiste mediante formas de agricultura pre-capitalistas a la vez que se ve obligada a resistir los embates de las multinacionales del monocultivo que destrozan sus fuentes de sustento. Es decir, Filipinas es un país semicolonial y semifeudal.
Desde Iniciativa Comunista, Organización Comunista Revolución y el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores, expresamos nuestra solidaridad con el Partido Comunista de Filipinas (CPP) y la lucha revolucionaria que encabeza, así como con todo el pueblo filipino en lucha por su liberación nacional y social, frente a la represión desatada del régimen fascistoide de Rodrigo Duterte.