lucha

El 8 de marzo para las organizaciones comunistas

¿Sigue siendo el 8 de marzo un día necesario de reivindicación? Las comunistas decimos que sí: en el marco del sistema capitalista las mujeres trabajadoras nos encontramos sujetas a unas condiciones de especial opresión basadas en la explotación asalariada y en la servidumbre doméstica que perpetúan nuestra dominación.

El capitalismo y la feminización de la pobreza

La situación de especial vulnerabilidad que sufren las mujeres bajo el sistema tiene varias formas de hacerse visible; una de ellas es la feminización de la pobreza.

El mito de la libre elección

La prostitución es y ha sido desde siempre la cara más agresiva y visible de la opresión que sufre la mujer trabajadora, constituyéndose así al mismo tiempo como un instrumento ideológico que supone la reproducción de jerarquía en las relaciones entre hombres y mujeres y la absoluta mercantilización, cosificación y deshumanización de la mujer. Es por eso que la cuestión de la prostitución no atañe exclusivamente a las mujeres prostituidas, sino a todas las mujeres -como sujetos potencialmente prostituibles- y a los hombres -en nuestra lucha como clase-.a prostitución es y ha sido desde siempre la cara más agresiva y visible de la opresión que sufre la mujer trabajadora, constituyéndose así al mismo tiempo como un instrumento ideológico que supone la reproducción de jerarquía en las relaciones entre hombres y mujeres y la absoluta mercantilización, cosificación y deshumanización de la mujer. Es por eso que la cuestión de la prostitución no atañe exclusivamente a las mujeres prostituidas, sino a todas las mujeres -como sujetos potencialmente prostituibles- y a los hombres -en nuestra lucha como clase-.

¡Apoyo a la huelga de los estudiantes en el País Valencià!

La crisis del coronavirus ha afectado a todos los niveles de la sociedad, siendo, como siempre, la clase trabajadora la principal afectada, y esta crisis evidentemente tiene sus consecuencias en el sistema educativo.
Desde el inicio de la pandemia, hemos podido ver una nefasta gestión y nula voluntad de inversión, tanto por parte de las instituciones como de las universidades, que, ante una situación excepcional, no han sido capaces de dotar a la educación de los medios para impartir una docencia de calidad a los estudiantes de clase trabajadora.

¿Y la seguridad de los estudiantes?

Desde el comienzo de la pandemia se ha realizado una nefasta gestión por parte de las universidades. Los estudiantes hemos sufrido problemas como falta de aulas, falta de espacios de estudio, la semipresencialidad como método docente, etc. Muchos de estos problemas ya eran latentes antes de la pandemia, pero con esta no han hecho más que agudizarse mostrando la precariedad del sistema un sistema público de educación que no ha sido capaz de amoldarse a los cambios que la pandemia exigía, debido al proceso de infrafinanciación que llevamos años sufriendo con los recortes en el presupuesto educativo año tras año, ataques a la educación pública como el 3+2, o la subida de ratios en las aulas. Ahora, al encontrarnos en época de exámenes universitarios, estas problemáticas no han hecho más que agudizarse.

La pobreza energética: el beneficio sobre la vida

La pobreza energética asociada a la incapacidad de las familias para cubrir las necesidades de disponibilidad energética y mantener una temperatura adecuada en sus hogares vuelve a crecer en España y afecta al 9,1% de la población.
Este término no constituye un tipo específico de pobreza, sino que por el contrario, es la consecuencia directa de la precariedad a la que aboca el capitalismo a las familias obreras, reflejada en su incapacidad de mantener un consumo energético suficiente para vivir en unas condiciones básicas y dignas

La jornada laboral de 4 días

Pablo Iglesias, ante la propuesta de Mas País, ha declarado que el Ministerio de Trabajo está estudiando esta propuesta, a lo que no ha tardado en responder el titular de Seguridad Social, José Luís Escrivá, diciendo que no es algo prioritario para el Gobierno. A lo que de nuevo ha vuelto a responder la Ministra de Trabajo diciendo que trabajan para su inmediata implantación. Más allá de que este tema parece haber vuelto a abrir brecha en el Gobierno más social de la historia, desde el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores pensamos que debemos dejar claro cuál es nuestro posicionamiento ante algo que a primera vista parece maravilloso, pero que no deja de ser una nueva forma de vender humo a la clase obrera y jactarse de ser ellos los que miran por su bienestar y futuro.