desahucios

El humo de la Ley de Vivienda

El Presidente del Gobierno anunció el pasado martes 5 de octubre que habían alcanzado un acuerdo en el seno del gobierno de coalición para presentar “la primera ley estatal de vivienda en la historia de la democracia española”. Todos los medios de comunicación y multitud de políticos de trayectoria estatal, autonómica o incluso local reaccionaron tras la rueda de prensa. Mientras que el PSOE, Unidas Podemos y otras organizaciones progresistas aplaudían la noticia, todo el espectro liberal y de derecha se oponía frontalmenteEl Presidente del Gobierno anunció el pasado martes 5 de octubre que habían alcanzado un acuerdo en el seno del gobierno de coalición para presentar “la primera ley estatal de vivienda en la historia de la democracia española”. Todos los medios de comunicación y multitud de políticos de trayectoria estatal, autonómica o incluso local reaccionaron tras la rueda de prensa. Mientras que el PSOE, Unidas Podemos y otras organizaciones progresistas aplaudían la noticia, todo el espectro liberal y de derecha se oponía frontalmente.

¡Contra su humo, nuestro fuego!

Desde el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores lanzamos hoy una campaña con el fin de desenmascarar y combatir los engaños y el verdadero carácter de la socialdemocracia. No cabe la pasividad ante los continuos ataques contra nuestra clase por parte de quienes lo único que le ofrecen frente a la miseria del capital es humo; humo y migajas.

Front als capitalistes i els especuladors, poder obrer i revolució!

La classe obrera de València s’enfronta constantment als atacs de la burgesia que especula amb una cosa tan bàsica com l’habitatge, emparada per l’Estat capitalista que defensa els seus interessos. Davant això, les masses que són part del moviment per l’habitatge ens demostren el poder de l’organització, denunciant als culpables, parant desnonaments i recuperant habitatges en mans dels especuladors.

Plan de alquiler para la «clase media»

Este lunes se ha dado a conocer el llamado plan de alquiler para ‘’la clase media trabajadora’’ en Madrid. Pese a que el plan se venda como un balón de oxígeno para muchas familias de clase trabajadora, evidencia varias problemáticas. Por un lado, la incapacidad de que en el capitalismo se pueda garantizar un trabajo y sustento para la clase trabajadora, siendo necesaria la intervención del Estado; y por otro lado, la propia dificultad para que este bono social no se traduzca en una subida de los precios, ya que como bien sabemos la llamada mano invisible funciona a favor del capital.