Ambientales

La pobreza energética: el beneficio sobre la vida

La pobreza energética asociada a la incapacidad de las familias para cubrir las necesidades de disponibilidad energética y mantener una temperatura adecuada en sus hogares vuelve a crecer en España y afecta al 9,1% de la población.
Este término no constituye un tipo específico de pobreza, sino que por el contrario, es la consecuencia directa de la precariedad a la que aboca el capitalismo a las familias obreras, reflejada en su incapacidad de mantener un consumo energético suficiente para vivir en unas condiciones básicas y dignas