No más atropellos a la clase obrera. Sobre el ERTE de Renault y la organización de los trabajadores.

Hace unos días, Renault anunció un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en sus factorías de Valladolid y Palencia. Este ERTE se prevé que afecte alrededor de 9.159 trabajadores de ambas plantas, la empresa ha solicitado 39 días para la Factoría de Palencia, 32 días para la planta de Carrocería y Montaje de Valladolid y Direcciones Centrales y 31 días para la Fábrica de Motores de Valladolid. La aplicación de estás medidas, cuya mesa negociadora se puso en marcha el 14 de abril, se extenderá hasta el 30 de septiembre de 2021.

Renault asegura que ya ha agotado todas las herramientas a su alcance de cara a evitar esta medida y culpa a la crisis mundial en el abastecimiento de componentes electrónicos de esta medida. Desde la empresa se asegura que es imposible la producción en estas condiciones y que después del uso de horas de la bolsa, es la única opción.

Nos intentan vender el sistema capitalista como el más eficiente cuando ni es capaz de asegurar la producción, y por supuesto, las consecuencias de esto las sufrimos los trabajadores: Más de 9000 operarios que se van a la calle sin alternativas. Si esto ocurre no se debe a la crisis en el suministro, mientras que la producción quede en manos de unos pocos que la dirigen en su propio beneficio y no en el de la clase trabajadora, nos vamos a ver atados a sus vaivenes y atropellos.

Por ello, ahora más que nunca, es imprescindible la organización obrera. No solo debemos luchar contra estos ataques puntuales o buscando mejoras dentro del sistema, si no organizarnos para superar el caduco sistema actual y construir una sociedad donde la producción se supedite las necesidades de nuestra clase y no a los deseos de los empresarios.

Toda nuestra solidaridad con los trabajadores afectador por el ERTE.