¡Fuera partidos del gobierno en las manifestaciones combativas del 1º de Mayo!

Desde el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores nos desvinculamos de la manifestación unitaria que tendrá lugar el próximo 1º de Mayo en Elche, convocatoria en la que estábamos trabajando desde un principio. Esta decisión viene motivada por la invitación y entrada de partidos políticos presentes en el gobierno -Podemos, IU y PCE- a la manifestación.

Con la excusa de la pandemia por la Covid-19, las convocatorias impulsadas por las ramas más institucionalizadas del movimiento obrero y de las luchas sociales se han convertido en movilizaciones simbólicas, de foto y calendario. Este año no habrá grandes movilizaciones unitarias convocadas por los sindicatos mayoritarios y por ello este 1º de Mayo los comunistas debemos impulsar manifestaciones combativas. La clase obrera consciente necesita sacar músculo y movilizarse frente a la conciliación de clases que impera.

Una manifestación combativa contra el capitalismo, el Estado burgués y su gobierno, no puede contar con los partidos del propio gobierno. No puede haber manifestación combativa cuando participan quienes legislan contra la clase obrera.

Podemos miente y vende humo a la clase obrera diciendo que no se dejara a nadie atrás, que “se han prohibido los despidos” (pérdida de 440.000 de empleos) y que “se paralizarán los desahucios durante la pandemia” (29.406 desahucios ejecutados en 2020). Los ministros el PCE actúan como los mayores defensores de la paz social, de la democracia burguesa y de la conciliación entre clases. Son gestores de los intereses capitalistas y actúan de manera hipócrita denunciando la subida del 27% de la luz, manifestándose contra el cierre de plantas industriales o indignándose por la encarcelación de Pablo Hasel: todo esto cuando están participando activamente en el gobierno. No puede haber manifestación combativa con el PCE cuando su Secretario General defiende a las fuerzas represivas del Estado y condena la justa violencia de las masas contra los abusos policiales en Linares o Barcelona.

Las tareas de reorganización del movimiento obrero y reconstrucción del Partido no puede separarse de la lucha contra el oportunismo, el revisionismo y la conciliación de clases. Los comunistas debemos demarcar la línea de clase frente a la unidad sin principios ni estrategia, especialmente ante situaciones como la actual: con los partidos del capital, o contra el capital.

¡Fuera los partidos que gobiernan contra la clase obrera en los bloques combativos!

¡Demarcar la línea de clase en el movimiento obrero!

¡Por un 1º de Mayo de clase y combativo!