¡En defensa de la memoria del Presidente Gonzalo!

Desde del Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores queremos hacer un llamamiento a defender y reivindicar la memoria del Presidente Gonzalo.

Abimael Guzmán, el Presidente Gonzalo, nació en Mollendo (Arequipa) en 1934. La importancia del trabajo de José Carlos Mariátegui fue muy importante para el desarrollo político del Presidente Gonzalo, que con su despertar ideológico se afilió al Partido Comunista del Perú.

Después del triunfo de la tesis revisionistas en el PCP, dentro de la lógica del Movimiento Comunista Internacional, visitó la República Popular China y vio de primera mano la construcción del socialismo y la lucha de las masas por llevarlo hacia delante de forma victoriosa, alineándose con las posiciones defendidas por el Presidente Mao Tse Tung. Lideró la Fracción Roja del PCP desde Ayacucho, donde fue profesor de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga. Allí, se vinculó con las luchas de los campesinos y las masas populares, haciendo frente al viejo Estado y a su carácter semifeudal y semicolonial.

De esta forma se expresaba:

“…hay que apuntar a defender el socialismo, la dictadura del proletariado, el Partido y el marxismo cogiendo la transformación extraordinaria y grandeza inédita que el socialismo, la dictadura del proletariado, el Partido y el marxismo han impreso en la Tierra en cortos años. Que quede claro que el beneficio recibido por el pueblo, por el proletariado fue inmenso, como nunca antes porque antes fue siempre beneficio de grupúsculos; que quede claro que la desaparición transitoria de ese socialismo […] pronto se están dando cuenta de que lo que se perdió es inmenso y eso será reconquistado a sangre y fuego; fue el cielo que se perdió y hay que reconquistarlo, volverle a asaltar, no es tan complicado.” (Transcripción del Informe del Presidente Gonzalo, III Pleno del Partido Comunista del Perú, 1992)

La Fracción Roja, tras romper con el revisionista PCP, se enfrascó en la tarea de reconstruir dicho partido, tanto en lo ideológico, como en lo político, vinculándolo especialmente con las masas, y probando en estas sus posiciones, siempre bajo la premisa clara de que las masas hacen la historia.

Una vez el PCP fue reconstituido, se dio inicio a la Guerra Popular Prolongada en Perú, desarrollada siguiendo la línea del Presidente Mao Tse Tung, partiendo, en su caso concreto, de cercar la ciudad desde el campo, generando el Ejército Guerrillero Popular. El desarrollo de la Guerra Popular en Perú se debe entender siempre como una guerra de las masas dirigidas por el Partido Comunista, asumiendo siempre que el Partido es quien manda al fusil.

En 1992 fue detenido el Presidente Gonzalo, jefatura del Partido Comunista del Perú y de la revolución peruana. El Presidente Gonzalo fue sentenciado a cadena perpetua por el gobierno peruano, en venganza por desarrollar y liderar la Guerra Popular que se llevó a cabo en Perú desde 1980, con el famoso ILA 80.

El Presidente Gonzalo se convirtió en el artífice principal de la importante tarea de dotar a la clase obrera de su Partido, para que los obreros y campesinos se levantaran en armas, en Guerra Popular, contra el viejo Estado en manos de sus enemigos y empezaran a construir el nuevo Estado en beneficio de las masas trabajadoras.

El Presidente Gonzalo y el PCP llevaron a cabo la importante tarea de sintetizar las importantes aportaciones de Mao Tse Tung dando lugar al marxismo-leninismo-maoísmo. Aportó, también, cuestiones fundamentales, como la construcción concéntrica de los tres instrumentos de la revolución y el carácter del Partido Comunista.

Para no dejar dudas sobre el profundo odio que sienten la clase burguesa peruana hacia su figura, no solo condenaron al Presidente Gonzalo a cadena perpetua en completo aislamiento en una base naval, sino que propagaron calumnias presentándolo como un peligroso terrorista asesino, responsable de los miles de muertos en Perú… y, además, como un traidor, cuestión que se ha demostrado totalmente falsa.

La última oportunidad que tuvo el Presidente Gonzalo para expresarse libre y públicamente fue en 1992, justo después de su detención. En ese momento, el Presidente Gonzalo rechazó toda y cualquier posibilidad de firmar acuerdos de paz con el viejo Estado peruano, y, desde una jaula y con un uniforme de rayas con el que pretendían humillarlo, pronunció un discurso dirigido a los miembros del PCP, los combatientes del Ejército Guerrillero Popular, al pueblo peruano, llamando a continuar la Guerra Popular hasta la conquista de poder en todo el país. En esa ocasión también hizo un importante llamamiento a los revolucionarios de todo el mundo para levantar la bandera roja del marxismo-leninismo-maoísmo en todo el mundo.

Desde el mismo momento de su detención, se inició una campaña internacional por su libertad y en defensa de su vida y salud. La campaña tuvo repercusión internacional, realizando acciones en defensa del Presidente Gonzalo. Las actividades se llevaron a cabo en todos los continentes, cubriendo varias decenas de países. Abogados de todo el mundo se adelantaron para desenmascarar la farsa de su condena y hacer su defensa legal, cuestión que jamás fue permitida por el reaccionario Estado peruano.

En el año 2000, la Línea Oportunista de Derecha (LOD) declaró que ya no era necesario defender la vida del Presidente Gonzalo, queriendo así luchar contra la campaña que se estaba llevando a cabo. Esta línea de la LOD solo pretendía un cambio total de línea revolucionaria y acabar con la Guerra Popular en el Perú.

Finalmente, la vida del Presidente Gonzalo, después de casi 30 años de duro aislamiento,  ha llegado a su fin.

En 2020, su abogado presentó una solicitud de arresto domiciliario. La solicitud se produjo a la luz de la pandemia de la COVID-19 y la alta tasa de infección dentro de las cárceles peruanas. La solicitud fue denegada por el Estado peruano, mientras que Fujimori, verdugo y genocida del pueblo peruano, recibió indulto humanitario en el mismo período.

Según un comunicado del Movimiento Popular Perú el objetivo actual del viejo estado peruano es, con la aplicación de tácticas de Guerra de Baja Intensidad para asesinar al presidente Gonzalo. Para ello, se sirve de mantener su aislamiento absoluto y perpetuo en la Base Naval, en una celda subterránea individual y sólo teniendo contacto con el mundo exterior a través de sus verdugos, susceptibles de manipulaciones y todo tipo de torturas psicológicas. Lo han conseguido.

Nuestro Partido hace un llamamiento a defender su legado, su memoria, su lucha, un trabajo que es de todo el Movimiento Comunista Internacional. Su herencia es para todos aquellos que tienen claro que salvo el poder todo es ilusión, y solo con la vía revolucionaria es posible llevar al proletariado a la toma del poder.  

¡DEFENDAMOS Y REIVINDIQUEMOS EL LEGADO, LA MEMORIA Y LA LUCHA DEL PRESIDENTE GONZALO!

¡VIVA EL PRESIDENTE GONZALO!