Distrito Castellana Norte: proyecto de la oligarquía financiera, la ruina de la clase obrera de Madrid

Distrito Castellana Norte, también conocido como Madrid Nuevo Norte, es el último y más grande proyecto aprobado por el Gobierno de Madrid. Se trata de un plan urbanístico en la zona norte de la ciudad que, con el objetivo de unir el distrito de Chamartín con el distrito de Fuencarral el Pardo, planea una serie de edificaciones y reformas para construir una nueva zona residencial rodeada de zonas verdes y otras edificaciones destinadas a empresas y comercios.

Detrás del discurso de modernización de la capital no hay más que un proyecto de la oligarquía financiera del Estado español para establecer Madrid como uno de los principales centros financieros del imperialismo internacional y europeo. Esta oligarquía financiera ha invertido más de 5.000 millones de euros en dicho proyecto, siendo sus principales accionistas el BBVA con el 75,54% del capital; la socimi Merlin con el 14,46%; y Grupo San José con el 10%. Todo este macroproyecto está siendo llevado a cabo bajo el amparo de las instituciones autonómicas, las cuales, por supuesto, están al corriente del verdadero impacto que tendrá esta construcción en la vida de la clase obrera madrileña y del Estado en su conjunto.

La realidad es que todo este proyecto tendrá como consecuencia principal una fuerte agudización en la brecha entre barrios de la ciudad. No es ninguna novedad que hay una grandísima diferencia entre los barrios obreros y los barrios más pudientes de Madrid, distinguida, además, con todo lo relacionado a la vivienda. En los barrios de distritos como Chamartín y Fuencarral el Pardo encontramos alquileres mucho más elevados por viviendas estándares, lo que influye en el precio del alquiler de viviendas de distritos obreros como Usera, Villaverde o Puente de Vallecas, haciendo estos igualmente caros ante las posibilidades económicas de los trabajadores, aunque sean más bajos que los mencionados anteriormente. A esto también va unido una calidad de vida muy diferente en según qué distrito o barrio se viva, siendo los obreros los más abandonados por el gobierno y, como consecuencia, los que tienen peores infraestructuras en residencias y edificios públicos (hospitales, colegios, etc.) Por tanto, Madrid Nuevo Norte es un proyecto que se hace para la oligarquía financiera y para unos pocos que podrán permitirse los precios de las futuras viviendas, mientras los barrios obreros de Madrid tienen una población extremadamente precarizada, con unos alquileres que cada vez menos personas (especialmente jóvenes y personas de la tercera edad) se pueden permitir y con un número ascendiente de desahucios.

Desde el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores queremos denunciar el proyecto de la oligarquía y la desigualdad que ya existe en Madrid y que este proyecto agudizará, puesto que es un proyecto de vivienda enfocado a los intereses de la burguesía, muy alejado de la problemática de la vivienda a la que se enfrenta la clase trabajadora madrileña día a día.

Madrid Nuevo Norte será la ruina de la clase obrera madrileña.

¡Fuego a la oligarquía financiera y sus proyectos urbanísticos!