Contra la masacre del Estado brasileño hacia la LCP

La Liga de Campesinos Pobres (LCP) ha denunciado el nuevo y futuro intento de masacre que el Estado brasileño pretende llevar a cabo contra las masas organizadas en las asambleas populares de Tiago Campin dos Santos y Ademar Ferreira, que se muestra inminente con la movilización de más de 3.000 soldados desde el sábado 16 de octubre para reprimir la lucha por la tierra.

Varias decenas de automóviles de la Policía Militar (PM) de Rondônia, la Fuerza de Seguridad Nacional y la Policía Federal rodean la zona, así como al menos dos helicópteros militares que sobrevuelan el área.

Los movimientos de la Fuerza Nacional y la Policía Militar de Bolsonaro han puesto en marcha un gigantesco aparato militar que amenaza con el desalojo violento y armado a más de 600 familias. Los comunistas de todo el mundo debemos denunciar este crimen en curso contra los campesinos que ocupan tierras y luchan contra el latifundio.


Esta agresión forma parte de uno de tantos ataques dentro de la campaña de acoso armado que el gobierno reaccionario de Bolsonaro viene haciendo contra los militantes de la LCP, y de asedio militar contra sus campamentos y zonas liberadas.

Esta vez, el Estado brasileño orquesta su ataque contra los campamentos de Tiago Campin dos Santos y Ademar Ferreria en el el distrito de Porto Velho (estado de Rondônia) para defender los intereses de la familia Leite y el terrateniente Antônio Martins dos Santos.

Así opera la Fuerza Nacional de Bolsonaro: pistoleros de los terratenientes contra los campesinos que ocupan tierras del latifundio.
Los campamentos y áreas conquistadas por la LCP ofrecen una nueva vida para las masas. En Porto Velho, lo que antes era una enorme parcela ilegal de los terratenientes, de uso privado para continuar incrementando sus beneficios, hoy es un refugio para el pueblo donde se cultiva frijoles, maíz, plátanos, calabaza etc. y se construyen cientos de casas para las más de 600 familias.

La vida en estos campamentos es regulado permanentemente por su Asamblea Popular y su proceso de definición se produce en amplias discusiones de las masas.
Estos son los motivos por los cuales la lucha de los campesinos pobres en Brasil es especialmente reprimida para la burguesía. No solo confrontan directamente con el Estado brasileño y el latifundio, sino que además sus áreas conquistadas demuestran cómo las masas pueden ejercer su poder al margen del Estado burgués.

El 23 de septiembre 3 policías de paisano asesinaron a dos campesinos e hirieron a un tercero en Porto Velho. Los pistoleros de los terratenientes perpetrarán todas las masacres que necesitan en complicidad con el Estado brasileño. Desde el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores denunciamos firmemente la política genocida y reaccionaria de Bolsonaro contra la lucha de los campesinos pobres.

Contra la feroz represión del Estado brasileño, la organización de las masas.
¡La tierra para quien la trabaja!
¡Muerte al latifundio!

Link de la nota de prensa de las Asambleas Populares de las áreas conquistadas de Porto Velho:
https://resistenciacamponesa.com/luta-camponesa/pm-de-rondonia-e-forca-nacional-preparamnovo- massacre-intensificam-o-cerco-e-ameacam-despejar-as-areas-tiago-campin-dos-santos-eademar- ferreira/