Internacional

Contra la represión en Colombia, sólo queda la lucha

Los sucesos de Colombia vuelven a evidenciar cómo el Estado no duda en reprimir usando la violencia más desmedida con tal de perpetuar el sistema capitalista. Demuestra el miedo que genera a los enemigos de; la clase obrera la organización de los trabajadores y el carácter de clase de un Estado que no representa el interés de los trabajadores colombianos, sino de quien fuerza su miseria.

Contra su represión, nuestra lucha. Contra su horror, nuestra solidaridad.

Contra el poder de la burguesía, que descarga la crisis económica y la pandemia sobre los proletarios y las masas. Luchar por el poder obrero y la revolución socialista.

Comunicado conjunto del Partido Comunista Maoísta de Italia y el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores del Estado español: “Este 1º de mayo nuestros dos partidos se unen para afirmar de forma clara que solo las masas son las que hacen la historia, que solo con su lucha es como podremos avanzar”.

La heroica gesta de la Comuna de París. Aprendamos de ella en su 150 aniversario

Hoy se cumplen 150 años de la formación del primer gobierno obrero y revolucionario de la historia: la Comuna de París. En el transcurso de la guerra franco-prusiana, el proletariado parisino, pobre y hambriento después de sufrir un duro asedio, estuvo dispuesto a tomar el cielo por asalto.

Solidaridad con la lucha revolucionaria del pueblo filipino y el Partido Comunista de Filipinas

Filipinas es un país dominado por distintas potencias imperialistas extranjeras, destacando históricamente EEUU, pero sumándose recientemente China. Estas potencias han mantenido a Filipinas en el subdesarrollo económico y social: una industria subdesarrollada, de bajo valor añadido y dependiente, una economía extractiva que se lleva productos agrícolas y minerales sin apenas procesar, un sector financiero especulativo que sobrevive en buena medida por las remesas de la enorme emigración filipina, y áreas enteras del país en las que la población subsiste mediante formas de agricultura pre-capitalistas a la vez que se ve obligada a resistir los embates de las multinacionales del monocultivo que destrozan sus fuentes de sustento. Es decir, Filipinas es un país semicolonial y semifeudal.
Desde Iniciativa Comunista, Organización Comunista Revolución y el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores, expresamos nuestra solidaridad con el Partido Comunista de Filipinas (CPP) y la lucha revolucionaria que encabeza, así como con todo el pueblo filipino en lucha por su liberación nacional y social, frente a la represión desatada del régimen fascistoide de Rodrigo Duterte.

El agua ya está a la altura del petróleo.

La mercantilización del agua y de los recursos básicos es nefasta para la clase obrera y para la naturaleza. Para el planeta, la gestión capitalista de los recursos naturales terrestre destruye el entorno buscando el beneficio individual, sin importar las consecuencias que a largo plazo traiga. Para la clase obrera, la privatización del agua y otros recursos básicos para la supervivencia supone un duro golpe para los ingresos y el nivel de vida de los trabajadores, especialmente aquellos golpeados más duramente por las cadenas del imperialismo.

Una mirada a las elecciones estadounidenses.

Estas elecciones han estado centradas en el foco mediático apuntando a un proceso protagonizado por la crispación política entre los dos líderes burgueses y la crisis sanitaria, las elecciones han dado resultado en una opinión dividida entre los que apoyan a Donald Trump y los que se posicionan en favor de Joe Biden, como la apuesta antiTrump. Pero, ¿hay realmente diferencias entre ambos candidatos? ¿Supone Biden un cambio significativo para la clase trabajadora estadounidense y mundial?

No votes, ¡Rebélate! Luchemos para acabar con el capitalismo

Ahora que una de las elecciones mas divisorias de la historia estadounidense esta tan cercana, los trabajadores debemos tener en claro lo más importante: sin importar quien sea elegido, nuestra clase pierde. Las carreras políticas de Donald Trump y Joe Biden han sido construidas con ataques racistas contra la clase trabajadora. Sabemos que tienen diferencias estratégicas y tácticas; son frentes de dos alas diferentes de los sanguinarios patrones capitalistas.

Proceso constituyente y lucha de clases

Los resultados del plebiscito celebrado ayer en las calles de Chile son aplastantes: el 78’2% de los votantes aprueban la derogación de la actual constitución nacida en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y el inicio de un proceso constituyente para una nueva Carta Magna. El órgano que deberá redactar el nuevo texto será una convención constitucional de 155 ciudadanos, elegidos mediante plebiscito popular el próximo 11 de abril de 2021.