Estatal

Sobre la rehabilitación del juez Garzón

Desde el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores dejamos clara nuestro rechazo más enérgico a la adulaciones o felicitaciones a este personaje que no ha dudado en atacar a todo aquello que puede ser enemigo del Estado burgués. Los comunistas tenemos que combatir todo lo que el enemigo burgués sostiene y sostener todo lo que la burguesía combate. Baltasar Garzón no es más que un representante del orden democrático-burgués en el que vivimos, un país garantista con los derechos burgueses, pero que no pretende defender, en absoluto, los derechos de la clase trabajadora.

Turisme i precarietat al País Valencià

Amb l’arribada de l’estiu comença, com cada any, l’època del turisme massiu a les costes del País Valencià, el que suposa que tot estarà enfocat cap al turisme a les nostres comarques litorals, com si no hi haguera més qüestions o no existira res més important. El turisme no és el problema en sí, com a comunistes no podem entendre que una cosa és bona o roïna en sí mateixa, sinó que té contradiccions internes, i, per tant, coses positives i negatives. No obstant açò, no podem defensar un model turístic com l’actual, basat en l’especulació, la destrucció del nostre medi i la precarietat laboral. Aquest és el model de turisme de la burgesia, no el de la classe obrera.

Frente a cualquier temporal, siempre la clase obrera

Al igual que el pasado invierno ya denunciamos desde el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores las duras condiciones a las que se tenía que enfrentar las familias trabajadoras por el fuerte temporal de frío que azotó la Península nos vemos obligados a hacer lo mismo con la ola de calor que hemos sufrido estos últimos días.

Las eléctricas mandan, el gobierno obedece

Como hemos podido ver, asistimos a un despropósito total que condena a la clase trabajadora a dos opciones inasumibles y absurdas: o bien, no dormir y realizar las tareas del hogar en horarios intempestivos; o bien, pagar facturas elevadísimas que impidan poder pagar otras facturas que ya suponen un ahogo para nuestra clase, como son los alquileres-hipotecas, etc.

Comunicado ante los resultados de las elecciones a la Asamblea de Madrid

Las elecciones en Madrid han arrojado un resultado claro, la victoria arroyante de Díaz Ayuso sobre las opciones socialdemócratas, las cuales ni sumadas alcanzan al Partido Popular, que se queda cerca de la mayoría absoluta. Además de ello, el Partido Popular ha quedado en una posición muy reforzada frente a la extrema derecha representada por Vox, su principal rival en la derecha.

El 8 de marzo para las organizaciones comunistas

¿Sigue siendo el 8 de marzo un día necesario de reivindicación? Las comunistas decimos que sí: en el marco del sistema capitalista las mujeres trabajadoras nos encontramos sujetas a unas condiciones de especial opresión basadas en la explotación asalariada y en la servidumbre doméstica que perpetúan nuestra dominación.

El capitalismo y la feminización de la pobreza

La situación de especial vulnerabilidad que sufren las mujeres bajo el sistema tiene varias formas de hacerse visible; una de ellas es la feminización de la pobreza.

El mito de la libre elección

La prostitución es y ha sido desde siempre la cara más agresiva y visible de la opresión que sufre la mujer trabajadora, constituyéndose así al mismo tiempo como un instrumento ideológico que supone la reproducción de jerarquía en las relaciones entre hombres y mujeres y la absoluta mercantilización, cosificación y deshumanización de la mujer. Es por eso que la cuestión de la prostitución no atañe exclusivamente a las mujeres prostituidas, sino a todas las mujeres -como sujetos potencialmente prostituibles- y a los hombres -en nuestra lucha como clase-.a prostitución es y ha sido desde siempre la cara más agresiva y visible de la opresión que sufre la mujer trabajadora, constituyéndose así al mismo tiempo como un instrumento ideológico que supone la reproducción de jerarquía en las relaciones entre hombres y mujeres y la absoluta mercantilización, cosificación y deshumanización de la mujer. Es por eso que la cuestión de la prostitución no atañe exclusivamente a las mujeres prostituidas, sino a todas las mujeres -como sujetos potencialmente prostituibles- y a los hombres -en nuestra lucha como clase-.