Actualidad

¿Y la seguridad de los estudiantes?

Desde el comienzo de la pandemia se ha realizado una nefasta gestión por parte de las universidades. Los estudiantes hemos sufrido problemas como falta de aulas, falta de espacios de estudio, la semipresencialidad como método docente, etc. Muchos de estos problemas ya eran latentes antes de la pandemia, pero con esta no han hecho más que agudizarse mostrando la precariedad del sistema un sistema público de educación que no ha sido capaz de amoldarse a los cambios que la pandemia exigía, debido al proceso de infrafinanciación que llevamos años sufriendo con los recortes en el presupuesto educativo año tras año, ataques a la educación pública como el 3+2, o la subida de ratios en las aulas. Ahora, al encontrarnos en época de exámenes universitarios, estas problemáticas no han hecho más que agudizarse.

Cerrar un año de desafíos para inaugurar otro de lucha

Ha sido para muchos trabajadores un año de pérdida, de dificultades y de mucho dolor, pero también ha sido un año de lucha. Mientras en cada crisis las empresas reciben ayudas, subsidios, facilidades y salen siempre con las ganancias intactas o ligeramente mermadas, los trabajadores sólo reciben incertidumbre, paro, empeoramiento de las condiciones y horas y horas de trabajo con menos medios y mayor riesgo.

Movemos el mundo, paramos sus golpes

Somos los trabajadores los que día tras día construimos el mundo que vendrá; somos nosotros quienes movemos con nuestra fuerza el mundo que hoy existe, y también, quienes nos vemos obligados a parar los golpes de una clase dominante que se lucra de nuestra explotación.

Destruye su represión

El Ayuntamiento de Aspe (Alicante) aprobó en el Pleno del pasado 30 de septiembre la Ordenanza Municipal de Convivencia Ciudadana en el Espacio Público (Ley Mordaza Aspense de ahora en adelante), entrando en vigor el próximo 1 de enero de 2021. La aprobación de esta norma, que es extremadamente represiva y profundamente antiobrera, desenmascara una vez más el verdadero carácter de clase del gobierno municipal de Izquierda Unida en Aspe, sumándose a los muchos casos de favoritismo empresarial, corrupción, caciquismo y tráfico de influencias.Este término no constituye un tipo específico de pobreza, sino que por el contrario, es la consecuencia directa de la precariedad a la que aboca el capitalismo a las familias obreras, reflejada en su incapacidad de mantener un consumo energético suficiente para vivir en unas condiciones básicas y dignas

La pobreza energética: el beneficio sobre la vida

La pobreza energética asociada a la incapacidad de las familias para cubrir las necesidades de disponibilidad energética y mantener una temperatura adecuada en sus hogares vuelve a crecer en España y afecta al 9,1% de la población.
Este término no constituye un tipo específico de pobreza, sino que por el contrario, es la consecuencia directa de la precariedad a la que aboca el capitalismo a las familias obreras, reflejada en su incapacidad de mantener un consumo energético suficiente para vivir en unas condiciones básicas y dignas

La jornada laboral de 4 días

Pablo Iglesias, ante la propuesta de Mas País, ha declarado que el Ministerio de Trabajo está estudiando esta propuesta, a lo que no ha tardado en responder el titular de Seguridad Social, José Luís Escrivá, diciendo que no es algo prioritario para el Gobierno. A lo que de nuevo ha vuelto a responder la Ministra de Trabajo diciendo que trabajan para su inmediata implantación. Más allá de que este tema parece haber vuelto a abrir brecha en el Gobierno más social de la historia, desde el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores pensamos que debemos dejar claro cuál es nuestro posicionamiento ante algo que a primera vista parece maravilloso, pero que no deja de ser una nueva forma de vender humo a la clase obrera y jactarse de ser ellos los que miran por su bienestar y futuro.

El agua ya está a la altura del petróleo.

La mercantilización del agua y de los recursos básicos es nefasta para la clase obrera y para la naturaleza. Para el planeta, la gestión capitalista de los recursos naturales terrestre destruye el entorno buscando el beneficio individual, sin importar las consecuencias que a largo plazo traiga. Para la clase obrera, la privatización del agua y otros recursos básicos para la supervivencia supone un duro golpe para los ingresos y el nivel de vida de los trabajadores, especialmente aquellos golpeados más duramente por las cadenas del imperialismo.

La Constitución, el rey emérito y la corrupción

Durante los últimos días se ha destapado, de nuevo, un escándalo más del rey emérito Juan Carlos I de Borbón, coincidiendo esta vez paradójicamente con los días previos y posteriores al 6 de diciembre Día de la Constitución. Consecuencia del intento de regularizar su situación fiscal en una maniobra de lavado de imagen pública de la monarquía, pagando 678.394€ (una cantidad de miseria para la fortuna que amasa, comparando con los 65 millones de euros que regaló a su amante Corinna Larssen) se descubren más regalos, donaciones y movimientos fiscales relacionados con importantes empresarios (como el mexicano Allen Sanginés-Krause) y nuevas cuentas en Suiza que se gestionaban desde el anonimato y la máxima discreción.

Una mirada a las elecciones estadounidenses.

Estas elecciones han estado centradas en el foco mediático apuntando a un proceso protagonizado por la crispación política entre los dos líderes burgueses y la crisis sanitaria, las elecciones han dado resultado en una opinión dividida entre los que apoyan a Donald Trump y los que se posicionan en favor de Joe Biden, como la apuesta antiTrump. Pero, ¿hay realmente diferencias entre ambos candidatos? ¿Supone Biden un cambio significativo para la clase trabajadora estadounidense y mundial?